2015 y la importancia de ser constante

Exactamente hace un año escribía sobre mi avance al correr por las mañanas, tan sólo para darme cuenta de que tal avance había sido mínimo. Este año corrí más frecuentemente, y a mitad del año ya me sentía listo para ponerme un objetivo más palpable, como participar en una carrera. Sin embargo el segundo semestre del 2015 estuvo lleno de muchas cosas, y algunas de ellas me impidieron mantener la constancia de mis corridas matutinas. En noviembre fue casi nulo mi ejercicio matinal, al grado que cuando quise retomar, en diciembre, mi cuerpo protestó, pues no podía mantener el ritmo a la alza que había alcanzado meses atrás. Me lastimé al forzarme en los entrenamientos para una carrera de 5Km… y me di cuenta de que me hace falta práctica para correr sobre concreto. Será hasta el año que viene. Pero aprendí que el cuerpo es exigente y requiere constancia. Aquí dos muestras de mis estadísticas, una de julio y una de ayer, para compararlas con las muestras del año pasado.

Este año hubo dos cosas que mejoraron mi experiencia al correr. La primera fue Spotify Running y la segunda mis nuevos audífonos Jabra Sport Pulse Wireless. Spotify Running es una función del servicio de streaming de música Spotify, que en un iPhone funciona de maravilla, mientras que en Android medio funciona. Básicamente, lo que obtienes es música en el género que más te guste, al ritmo de tu ejercicio. Funciona con cuentas gratis y con cuentas premium, y lo hace muy bien. Primero escoges un playlist, que puede ser de la música que Spotify ha creado para corredores, o puede ser tu música preferida, que la app escoge de acuerdo al ritmo que llevas. Luego empiezas a correr para que los sensores del teléfono detecten el ritmo, y eso es todo. La música se mezcla para que no haya interrupciones entre tracks, y puede cambiar de ritmo si aceleras o disminuyes tu velocidad. Es tan útil, que deje de alimentar mis dos playlists que normalmente usaba antes de Spotify Running.
Este año se rompieron mis audífonos sport de Sennheiser, y juré no volver a comprar esa marca, pues no duraron ni siquiera 10 meses. Estuve probando varios, hasta que recibí como regalo (¡gracias!) los Jabra Sport Pulse Wireless, unos audífonos inalámbricos con Bluetooth que además tienen monitor de frecuencia cardiaca. Suenan muy bien, son cómodos y resisten el sudor (tienen especificación IP55), además de que funcionan de manera excelente, no tengo queja alguna de ellos y los recomiendo ampliamente. Gracias a ellos ahora puedo monitorear el estrés que le pongo a mi corazón -que ya de por sí…

Endomondo sigue siendo mi app favorita para correr, sobre todo porque aceptó sin chistar el monitor de frecuencia cardiaca de los Jabra Sport Pulse Wireless e integró esa información al registro de mi actividad física. La app de Jabra que traen los audífonos también está buena, pero no lo suficiente como para dejar Endomondo, que ahora ya es gratis.

A mi playlist para correr que les había compartido el año pasado, ahora le acompañan otras 3: una que fuí creando con canciones que me gustaban del subreddit /r/runningmusic (en donde descubrí que mucha gente corre con las canciones que están de moda, aunque no tengan un ritmo adecuado para correr) y otras dos con canciones que me ponía Spotify Running en mis sesiones mañaneras. Son dos porque a veces corría a 155 bpm y en ocasiones a 160 bpm, y obvio tenía que separar las canciones.

Espero que el año que empieza pueda yo tener la constancia que me hizo falta al final de este y venir a presumirlo dentro de 52 semanas.

2015 y la importancia de ser constante

The End Of The World

Go if you want to
I never tried to stop you
Know there’s a reason
For all of this you’re feeling low
It’s not my call
You couldn’t ever love me more
You couldn’t love me more
You couldn’t love

Me, I don’t show much
It’s not that hard to hide you
See in a moment
I can’t remember how to Be all you wanted
I couldn’t ever love you more
I couldn’t love you more
I couldn’t love

You want me to cry and play my part
I want you to sigh and fall apart
We want this like everyone else

Stay if you want to
I’ll always wait to hear you Say there’s a last kiss
For all the times you run this way
It’s not my fault
You couldn’t ever love me more
You couldn’t love me more
You couldn’t love me more

I couldn’t ever love you more
I couldn’t love you more
I couldn’t love

You want me to lie not break your heart
I want you to fly not stop and start
We want us like everything else
Maybe we didn’t understand
It’s just the end of the world
Maybe we didn’t understand
Not just a boy and a girl
It’s just the end of the, end of the world
Me, I don’t say much
It’s far too hard to make you See in a moment
I still forget just how to Be all you wanted

I couldn’t ever love you more
I couldn’t love you more
I couldn’t love you more
I couldn’t love you more

The End Of The World

Mis discos de isla desierta

La premisa siempre me pareció tonta y la ejecución es, por lo general, pretenciosa. Pero recientemente descubrí que hay un par de discos que puedo escuchar una y otra y otra vez… y entendí el concepto.

Me sé de memoria todas las canciones de ellos, y me gustan todas -excepto 2-. Los escucho de principio a fin por lo menos una vez al año (a veces más) y canto con la misma emoción en cada ocasión. Como es natural pensar, están asociados a la época en la que los descubrí, y a eventos durante los cuales me acompañaron.

No son los más famosos ni los más queridos ni los más pretensiosos, por lo cual no contribuyo al cliché. Son los que más me gustan como discos, así completos, del primer track al último. Todos los tuve físicamente (uno de ellos en vinil, y por supuesto, con una canción rayada de tanto regresar la aguja manualmente) y sospecho que ahora que sólo tengo música digital eso contribuye a que no haya alguno reciente en esta lista.

No se los recomiendo, no me importa si les gustan o no. A final de cuentas, sonarán a todo volumen en mi isla desierta y nadie de ustedes estará ahí.

  • INXS – Kick (All veils and misty… streets of blue)
  • Prince & The Revolution – Purple Rain (I don’t care pretty baby, just take me with you)
  • Lenny Kravitz – Mama said (Remember kissing in the moonlight?)
  • Björk – Debut (He believes in beauty, he’s venus as a boy)
  • New Radicals – Maybe you’ve been brainwashed too (“Wait, have I been seduced and forgotten?”)
  • The Postal Service – Give Up (“I need you to pretend that we are in love again” and you agreed to)

(Sé que es trampa, pero conocí tarde a Pulp, así que también me llevaría entre mis discos, el suyo de Hits)

Discos de isla desierta

Mis discos de isla desierta

Friends will be friends…

Lo recuerdo sonriente, siempre sonriente.

Fue mi mejor amigo en una época complicada de mi vida, pero siempre supe que podía contar con su apoyo y amistad.
Compartimos el camino por algunos años más y nos mantuvimos en contacto cuando esos caminos se separaron y fue momento de afianzarlos. Él lo hizo mejor que yo, y siempre me dio gusto por él y por su bonita familia.

Con el pasar de los años, la distancia, y la vida, nos comunicábamos muy poco, pero fue una de las personas que siempre tuvo y tendrá un lugar especial en mi corazón.

Semana Santa, 2003

Friends will be friends…

Extending an olive branch

It Ain’t Over ‘Til It’s Over

Here we are still together
We are one
So much time wasted
Playing games with love

So many tears I’ve cried
So much pain inside
But baby It ain’t over ’til it’s over
So many years we’ve tried
To keep our love alive
But baby it ain’t over ’til it’s over

How many times
Did we give up
But we always worked things out
And all my doubts and fears
Kept me wondering, yeah
If I’d always, always be in love

So many tears I’ve cried
So much pain inside
But baby It ain’t over ’til it’s over
So many years we’ve tried
And kept our love alive
‘Cause baby it ain’t over ’til it’s over

So many tears I’ve cried
So much pain inside
Baby It ain’t over ’til it’s over
So many years we’ve tried
And kept our love alive
‘Cause baby it ain’t over ’til it’s over

So many tears I’ve cried
So much pain inside
Baby It ain’t over ’til it’s over
So many years we’ve tried
And kept our love alive
‘Cause baby it ain’t over ’til it’s over
Over, over, over.

Extending an olive branch

Lento, pero seguro

Aquí venía yo muy contento a presumir mis avances en eso de la corrida, cuando al buscar estadísticas del año pasado para comparar, me dí cuenta que ¡son los mismos números!  ¿A qué se debe entonces que tuviera yo la impresión de que había mejorado?  Evidentemente no recordaba que hace un año corría más que hace 3-4 meses, y al notar la mejoría en el último trimestre me sentía yo listo para un maratón  :-\

Pero bueno… ahí voy. Sólo para que no se me vuelva a olvidar, voy a dejar aquí los números comparando el año pasado con este.

Y como ya va a empezar el año y por si se les da eso de los propósitos de año nuevo y deciden que quieren correr (o porque además, está como de moda, no?), aquí les dejo algunas ligas útiles.

Endomondo. Mi app favorita para hacer ejercicio. La uso en Android, pero hay para iPhone y hasta Windows Phone. Sirve para muchos ejercicios, es fácil de usar y se puede personalizar en varios aspectos importantes. Hay una versión gratuita por si quieres probarla, pero para sacarle más jugo, compra la versión completa. (Es diferente del servicio premium, de suscripción, ese yo no lo uso). Además, se conecta con mi Fitbit.

Run Run Run. Mi playlist en Spotify. Inicialmente tenía cierto orden progresivo, pero si corres seguido, te recomiendo que la reproduzcas en modo aleatorio, para que no te canse tan rápido…

Jog.fm. Si quieres hacer tu propia playlist, este sitio te ayuda recomendando música de acuerdo al ritmo que quieres o necesitas, y es gratis.

Lento, pero seguro