Friends will be friends…

Lo recuerdo sonriente, siempre sonriente.

Fue mi mejor amigo en una época complicada de mi vida, pero siempre supe que podía contar con su apoyo y amistad.
Compartimos el camino por algunos años más y nos mantuvimos en contacto cuando esos caminos se separaron y fue momento de afianzarlos. Él lo hizo mejor que yo, y siempre me dio gusto por él y por su bonita familia.

Con el pasar de los años, la distancia, y la vida, nos comunicábamos muy poco, pero fue una de las personas que siempre tuvo y tendrá un lugar especial en mi corazón.

Semana Santa, 2003

Advertisements

Fabulman y Dinamita

Los conozco a ambos, pero no estoy seguro quién es cual.
Me divierten mucho y se los quiero recomendar.
Encuentran su podcast en Dixo y los temas son muy variados… a veces clavados, a veces superfluos, pero siempre divertidos.
Creo que la nueva adquisición, Alex el comentarista de videojuegos, es uno de los mejores aciertos que recientemente han tenido. Es más, lo quiero invitar a Byte Podcast.

Escúchenlos: Fabulman y Dinamita en Dixo.

Las canciones y sus momentos

Parafraseando a Poncho, después de una plática que tuvimos recientemente, hay canciones que nos recuerdan momentos y nos hacen sentir de cierta manera, pero cuando uno las publica (en blip, o en redes sociales de música de ese tipo) da la impresión de que está pasando precisamente por esos momentos, cuando no necesariamente es cierto.

Estoy de acuerdo con eso, y creo que aplica también a otras cosas que publico a veces en este blog, con la idea de que sean atemporales.

En fin, aprovecho para recomendarles una canción de Duran Duran (de hecho, es un cover, la original es de Velvet Underground) que viene en su “The Wedding Album” y se llama “Femme Fatale”.

’cause everybody knows
the things she does to please
she´s just a little tease…

Saludos y despedidas

Qué raro es despedirse de los amigos sin tener contacto físico.
Yo a diario me despido de personas que no son en realidad mis amigos, y casi siempre lo hago de lejos, sobre todo si hay varias personas, con un simple ondeo de mi mano en señal de despedida mientras les deseo buen resto de día. Y no pasa nada. Pero con mis amigos o amigas, siempre hay un beso, un abrazo, un apretón de manos o una palmadita cariñosa.

Es raro tener que guardármelos.

¡Larga vida a Rimbombante!

Hace un año (y un par de días) llegó a su fin un proyecto que me trajo muchas satisfacciones, el podcast Rimbombante. Aprendí palabras, la pasé bien con mis amigos, conocí gente en mi país y en el extranjero que lo escuchaba.

Si no tuviste oportunidad de escucharlo, se trataba de un podcast breve, en el que Juan, Poncho y yo seleccionábamos una palabra rimbombante para publicarla, junto con su significado y un ejemplo, todos los días de lunes a viernes durante un par de años.

Las palabras aún pueden ser consultadas en www.rimbombante.com.mx.

El malo de la película

Mi amiga ga -quien después de una debacle cambiaria reciente dejó de ser mi asesora financiera- le dió al clavo cuando hablábamos de los finales de las relaciones: uno de los dos involucrados tiene que ser firme, decisivo, poner un punto final… porque de otra manera se convierte en puntos suspensivos… y me dí cuenta de que esa es la razón por la cual yo siempre quedo como el malo de la película.